La directiva de Técnico Universitario ratificó que Armas firmó por cuatro años con el equipo.

Hoy en la Federación Ecuatoriana de Fútbol se resolvió el tema del jugador Diego Armas, quien en su momento había denunciado a la dirigencia del club, señalando que la firma y huella puesta en el contrato no serían suyas y que tenía todo arreglado con Universidad Católica.

Parte de la defensa de Técnico Universitario fue que el jugador tuvo un antecedente de indisciplina en el año 2017 en una discoteca de Ambato, alegaron que Armas no tiene «credibilidad» ante esta situación y tampoco la tiene en su reclamo.

Al final, la Comisión Disciplinaria señaló que se inhibe de tomar una decisión, recomendando a las partes ir a la Cámara de Mediación y Resolución de Disputas de la Liga Pro y de esta forma se resuelva la polémica entre el futbolista y el cuadro blanco rojo.